By Noticias

“El desafío es bajar a cero la tasa de accidentabilidad en la minería”

Si bien los accidentes fatales en la industria minera han disminuido en los últimos años, es fundamental seguir trabajando en este tema, en especial en la Pequeña Minería, donde se dan los mayores problemas.

Si hace algunas décadas pensar en la minería era sinónimo de una actividad arriesgada, peligrosa y muchas veces al borde de la muerte, hoy la tendencia y las exigencias a nivel mundial apuntan a que las faenas mineras y todos los servicios que las rodean sean cada vez más seguras. De hecho, la industria minera es una de las que ostenta los índices más bajos de accidentabilidad en el país si se compara con otros sectores productivos. El problema es que cuando se producen accidentes, éstos generalmente son de alto impacto social y muchas veces con consecuencia de muerte de los trabajadores.

En Chile el tema no es menor, ya que la minería acapara buena parte de la actividad económica. Y si bien aún queda mucho camino por recorrer, poco a poco se ha ido avanzando en esta materia. Según datos del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), la tasa de accidentes mineros en 2011 fue la más baja en los últimos once años, con un 3,01, y una tasa de fatalidad de 0,07, calculado en base al millón de horas hombre trabajadas. En total se registraron 27 episodios en minas y yacimientos y 29 trabajadores fallecidos. El año 2010 hubo 41 accidentes con 45 mineros fallecidos.

Fernando Agüero, presidente del Colegio de Ingenieros de Chile, dice que como asociación gremial están muy preocupados del tema de la seguridad laboral y del aporte que los profesionales y técnicos deben hacer en esta área.

“La minería tiene un déficit de profesionales enorme en el país y nuestra preocupación es cómo está la formación de ingenieros en esta área con énfasis en lo que se refiere a seguridad laboral”, sostiene.

Cero accidentes

A su juicio, en ninguna especialidad de ingeniería se le da la importancia que merece a los temas de seguridad, pero confía en que se trata de un tema de madurez en torno a estos temas y que poco a poco irá cambiando.

“Así como en las carreras de ingeniería se está introduciendo el tema de recursos humanos, el tema de la seguridad también se debería comenzar a incorporar poco a poco. En la medida en que nos demos cuenta de que, además de un tema de responsabilidad moral, la seguridad es un factor de productividad tan importante, se irá incorporando más fuertemente desde la formación académica”, dice.

Es que, a su juicio, si bien los índices de accidentabilidad han bajado, la meta como país debería ser tener accidentabilidad cero.

“En ninguna actividad laboral puede ser aceptado que existan accidentes como parte natural del trabajo. En Chile tenemos un potencial muy grande en minería y debemos hacerlo bien”, asegura.

El caso de los 33

Fernando Agüero cree que las grandes empresas y las transnacionales han ayudado muchísimo a elevar los estándares. Sin embargo, lo más complejo es traspasar esto a la Pequeña Minería, donde están las mayores falencias.

Para él el accidente de los 33 mineros en el año 2010 puso el tema de la seguridad en la palestra, lo cual es beneficioso y en muchos casos se tomaron medidas.

De hecho, el año pasado Sernageomin dobló el número de fiscalizaciones realizadas, alcanzando las 5.051 y con una meta de 6.650 para este año 2012. Pero a juicio de Fernando Agüero, esto no logró generar grandes cambios concretos.

“Aún no se mueve el termómetro y el índice de accidentabilidad en la minería sigue siendo similar y es muy difícil de evaluarlo, porque el índice de accidentabilidad en la gran minería es muy bajo, mucho menor que en otros sectores como el forestal o la pesca, pero en términos globales sigue siendo alto, tomando en cuenta la pequeña y mediana minería, donde además es muy difícil de medir, porque hay muchos que no se informan”, dice.

Un punto de encuentro

Para hacer frente a todos estos temas, el Colegio de Ingenieros realizará el 15 de noviembre el “Segundo Seminario de Seguridad Laboral, Un Antes y Un Después”. Se trata de una jornada que cuenta con el patrocinio de los ministerios de Minería, Obras Públicas y Trabajo y Previsión Social y donde participarán el Consejo Minero y a sus empresas asociadas.

Los convocados participarán en una Mesa Redonda, que moderará el Subsecretario de Minería, donde se hablará, entre otras materias, de la propuesta de “Homologación de Estándares de Seguridad” y los programas desarrollados por las empresas socias del Consejo Minero para transferir sus estándares de seguridad a la pequeña minería.

La segunda parte del seminario está orientado a las metas comprometidas para el año 2015, dadas a conocer el día 21 de mayo del 2011 por el Presidente Piñera, en torno a convertir a Chile en un país modelo en seguridad laboral.

Se analizará, por parte de las autoridades del Ministro del Trabajo y Previsión Social, los avances legislativos en estas materias. La Superintendencia de Seguridad dará una visión de la Modernización del Sistema de Seguridad Laboral. Y la Asociación de Mutuales de Chile entregará una visión del Sistema Mutual Chileno y los desafíos en materias de bajas de la accidentalidad y de mayor capacitación, a la luz de la modernización del sistema de seguridad laboral.

Además, el Ministerio de Obras Públicas, principal proveedor de la infraestructura en el país, presentará un modelo interesante de fiscalización del cumplimiento de normas de seguridad por parte de las empresas que contrata para la ejecución de las obras, en alianza estratégica con organismos del sector público y privado.

Accidentes más comunes

Históricamente el “planchón o caída de roca” ha sido la mayor causal de accidentes fatales de los últimos 20 años, seguido por accidentes de “caída en altura o desnivel”. No obstante, en los últimos dos años (2010 y 2011), el agente “apretado entre…” y “golpeado contra…” han sido las causas de la mayor cantidad de accidentes fatales.

Setiembre de 2012

Para bajar artículo, hacer CLICK aquí.

Leave your Comment