By Noticias

Vivienda afina proyecto que exigirá a las empresas pagar por el impacto de sus obras.

El ministro Rodrigo Pérez Mackenna indica que es necesario cambiar la norma, pues la que hoy existe genera “dudas”. El texto obligará a las compañías a hacerse cargo del déficit de infraestructura vial que generen sus intervenciones en barrios.

Iniciativa legal intenta evitar que ocurran nuevos casos como el del sector de “Sanhattan”:

El debate respecto de las mitigaciones viales que deben realizar las empresas cuando intervienen barrios se instauró nuevamente, luego que el Ministerio de Transportes criticara el plan que dispuso la Secretaría de Planificación de Transportes (Sectra) para la construcción del Costanera Center, en 2007.

Incluso, el titular de la cartera, Pedro Pablo Errázuriz, mostró el miércoles su malestar en este asunto, tras reiterar que encargaron nuevos estudios a Sectra para aplicarlos en “Sanhattan” ante el caos vial que se prevé que generará la apertura del centro comercial, a contar de abril.

La discusión también ha permeado al Ministerio de Vivienda, donde no sólo el tema de “Sanhattan” desagrada.
La proliferación de edificios en la zona céntrica de Santiago es un tema que preocupa en la repartición, ya que la gran mayoría no realizó obras de mitigación. Esto, porque la norma sólo exige este requisito a aquellos proyectos que contemplen en sus planos la construcción de más de 150 estacionamientos. Según el Minvu, en la práctica, entre el 90% y 95% de las edificaciones que se levantan en el sector tienen 140 aparcaderos.

Plan de compensación.

Esto podría cambiar. Vivienda lleva varios meses elaborando una iniciativa legal que enviará al Congreso este año para exigir a las empresas “pagar” por los efectos negativos que generen en los barrios que intervengan.

Así lo indica el ministro del ramo, Rodrigo Pérez Mackenna, quien asegura que las compañías deberán hacerse cargo de los cambios que puedan provocar en los distintos puntos de las ciudades en torno al aumento de densidad de población. Es decir, tendrán que levantar el déficit de infraestructura que generen.

“No queremos que las mitigaciones se negocien como es hoy, pues ese proceso reviste muchas dudas”, sostiene.

A renglón seguido, Pérez Mackenna dice que “esta norma tampoco tiene por objetivo desacreditar a Sectra, pero su proceso no es objetivo, ya que en algunos casos algunas empresa salen beneficiadas y otras salen perjudicadas por las mitigaciones”.
El proyecto de ley, que cuenta con un borrador bastante avanzado (incluso se evaluó enviarlo al Congreso a fines de 2011), definirá cuatro pilares que permitirán calcular antes los costos de intervenir un barrio.
En ese sentido, se exigirá que todas las empresas, tanto públicas como privadas, se hagan cargo de lo mismos aspectos. También se establecerá que la compensación será proporcional a lo intervenido.
Respecto de cómo se materializarán las compensaciones, se contemplan dos opciones: la primera es que sean las mismas compañías las que desarrollen las obras de mitigación en espacios públicos y de carácter vial y mobiliario, según la necesidad afectada.

La segunda, en el caso de que las firmas no quieran construir, es que depositen el dinero en una cuenta especial de la municipalidad respectiva, donde el concejo tendrá que aprobar una cartera de proyectos asociados al ítem de mitigación. Así, se evitará que los municipios utilicen esos dineros en otros asuntos.

“La idea es entregarle transparencia a este proceso, ya que hoy hace falta claridad en las normas. Así, el aporte que se entregue se calculará según la de suelo utilizado”, dice el ministro.

”No queremos que las mitigaciones se negocien, pues hoy reviste de muchas dudas. La norma tampoco apunta a desacreditar a Sectra, pero su proceso no es objetivo”.

RODRIGO PÉREZ MACKENNA MINISTRO DE VIVIENDA

95% de las empresas se aprovecha de la norma actual que no exige incorporar obras de mitigación vial si el proyecto incluye menos de 150 estacionamientos, afirman en el Ministerio de Vivienda.

Cuatro pilares tiene el proyecto de ley que alista el Gobierno para que las empresas se hagan cargo del impacto en los barrios. Estos conceptos buscan que el proceso sea más transparente y justo.

Dineros Si una compañía decide entregar el dinero para ejecutar los trabajos de compensación, el municipio deberá crear una cuenta especial para las futuras obras.

Emol 28 de enero de 2012
Jaime Pinochet

Bajar artículo

Leave your Comment