By Noticias

Aumenta riesgo de sufrir cáncer a la piel por baja densidad de ozono en Santiago

El principal problema radica en que los chilenos desconocen que la piel recibe radiación ultravioleta todo el año, en especial en verano.

La Corporación Nacional del Cáncer, (Conac), advirtió sobre un aumento estimado en un 3% a 4,5% en el riesgo de contraer cáncer de piel, especialmente entre los santiaguinos, por la reducción de la densidad del ozono cercana al 1,2% en relación a igual período de los dos años anteriores.

Ernesto Gramsch, Encargado de la Red Nacional de Medición Ultravioleta de la Conac-Usach informó que estamos en presencia de elevados índice de rayos UV, a consecuencia de la baja en el ozono en la atmósfera de la capital, así como la prolongación de la apertura de la capa de ozono en el sur del país.

Explicó que en los años anteriores se observó una constante en el espesor del ozono en Santiago entre agosto y diciembre de 309,7 Unidades Dobson (UD), pero este año ese índice bajó en un 1,2% llegando a 305,7 UD.

Cecilia Orlandi, dermatóloga asesora de Conac, explicó que a pesar de tratarse de variaciones relativamente pequeñas, pueden tener un alto impacto en la salud de las personas, teniendo presente que el cáncer de piel es la enfermedad oncológica más comùn en el mundo. En nuestro país, el crecimiento ha sido en los últimos años de un 106%.

“El principal problema radica en que las personas desconocen que la piel recibe radiación ultravioleta todo el año, en especial, en verano. Esas dosis son acumulativas y ya contamos con estudios donde se ha demostrado que un joven a los 18 años recibió la cantidad que debió haber acumulado a los 60 años”, precisó la dermatóloga asesora de CONAC.

Relación directa

Recordó que estudios científicos dan cuenta de un nexo entre la reducción del ozono que protege de los rayos UV y el cáncer de piel, especialmente el no melanoma. “Una disminución del 1% del ozono, puede generar incrementos de hasta un 3% de un cáncer espino celular y de un 1,7 en cáncer baso celular”.

Con los ìndices actuales, bastan menos de 15 minutos de exposición sin protección solar (crema protectora o ropa de algodón de buen tramaje), en las horas de mayor radiación para que se dañe.

Por este motivo, Orlandi llamó a extremar las medidas de protección solar, particularmente en las horas de mayor intensidad entre las 11:00 y las 16:00 horas. También a usar protector solar certificado con filtro UVB y UVA durante todo, el día repitiendo su aplicación unas dos a tres ocasiones diariamente, gorro con alero, ropa de algodón con alto tramaje y lentes con filtro UVB y UVA.

por: La Segunda Online

viernes, 02 de diciembre de 2011

Bajar artículo

Leave your Comment