By Noticias

Gerencia de Recursos humanos clave en el logro de objetivos estratégicos.

Aunque antes se remitía a administrar las licencias médicas y el pago de sueldos, actualmente gestiona el talento de los empleados y aporta un valor extra a la compañía.

El creciente reconocimiento del personal como factor clave para alcanzar los objetivos estratégicos de las organizaciones, ha provocado que la gerencia de recursos humanos sea cada vez más valorada en las empresas. Atrás quedaron los días en que esta área se dedicaba sólo a administrar licencias médicas, vacaciones y liquidaciones de sueldos. Hoy tiene un rol fundamental en las compañías y su buena gestión constituye en sí misma un elemento diferenciador de la competencia.

El auge de esta gerencia se ha visto reflejado mayoritariamente en las grandes corporaciones. En la actualidad, la totalidad de las empresas que integran el IPSA cuentan con un departamento dedicado exclusivamente a gestionar y motivar al personal, liderado por un gerente encargado de transmitir a los empleados las metas trazadas por las cúpulas administrativas.

Para Alejandra Aranda, directora ejecutiva de Humanitas Executive Search, la relevancia que ha ido adquiriendo este sector se debe principalmente a que las empresas se han dado cuenta de lo importante que es satisfacer las necesidades corporativas por medio del bienestar de sus empleados.

“La tarea del gerente de recursos humanos es compartir con el resto de los empleados la misión y visión que tiene la empresa, desde el gerente general hacia abajo. Pero además debe fomentar la aparición de líderes, gestionar y explotar el talento de los empleados para aportar un valor extra a la organización”, dice la experta.

Opinión que comparte Roger Marull, gerente general de Meta4, al señalar que “la diferencia entre una empresa y otra son sus recursos humanos, en particular su cultura organizacional. Esto es lo que ha transformado al gerente de recursos humanos en algo clave, dedicado a la selección de personas, su capacitación, desarrollo profesional y, en general, a su gestión dentro de la organización”.

Nuevas funciones

Antiguamente, el gerente de recursos humanos estaba enfocado a tareas operativas y de apoyo al negocio, pero no era parte estratégica del mismo. Sin embargo, hoy ha comenzado a cumplir funciones que antes no eran consideradas políticas empresariales, entre ellas, la gestión del talento. Según un estudio dirigido por The Boston Consulting Group, cultivar esta función será uno de los mayores retos para estos ejecutivos de aquí al 2015.

“Estos gerentes están asumiendo un rol de asesores estratégicos de la alta administración, planificando y gestionando el ingreso, retención y desarrollo de las personas para alcanzar niveles superiores de desempeño que finalmente contribuyan al logro de los objetivos organizacionales”, explica Juan Carlos Cubillos, gerente de Human Capital de Deloitte.

Junto con esto, tienen cada vez un rol más importante en la gestión del cambio organizacional. “En la apertura de una nueva sucursal, oficina o cualquier expansión del negocio, el gerente de esta área también es parte fundamental de la decisión. En particular con todo el movimiento de personas hacia la nueva instalación y la reestructuración de las áreas afectadas”, sostiene Marull.

Los especialistas concluyen que estos ejecutivos no sólo seguirán siendo claves para fomentar el buen clima organizacional y atender las demandas de los empleados. También deberán estar enterados de todos los planes futuros de la empresa, para que así puedan ir preparando a las personas a asumir los nuevos desafíos del negocio.

Alejandra Clavería www.df.cl

Leave your Comment